fbpx

nutricion animal del ganado vacuno

 

La inclusión de taninos como suplementos de dietas de engorde en bovinos es una práctica cada vez más adoptada. Los resultados son más que prometedores.

 

La sola inclusión de estos metabolitos secundarios vegetales permite mejorar la eficiencia de conversión y la utilización de la proteína del alimento. Estudios de la Universidad de California encontraron que la adición de taninos en la dieta puede lograr mejorar de hasta un 15% en la ganancia diaria de peso de bovinos en engorde.

 

Un poco de historia

 

Los  taninos fueron  originalmente utilizados para describir ciertas sustancias orgánicas que servían para convertir a las pieles crudas de animales en cuero, proceso conocido en inglés como tanning (“curtido” en español). Se extraen de las plantas con agua o con una mezcla de agua y alcohol, que luego se decanta y se deja evaporar a baja temperatura hasta obtener el producto final. Los taninos tienen un ligero olor característico, sabor amargo y astringente. Expuestos al aire se tornan oscuros y pierden su efectividad para el curtido.

 

Los taninos se utilizan en el curtido porque reaccionan con las proteínas de colágeno presentes en las pieles de los animales, uniéndolas entre sí. De esta forma aumenta la resistencia de la piel al calor, a la putrefacción por agua, y al ataque por microbios. En la actualidad, existe una gran diversidad en el uso de los taninos. Desde medicina y nutrición humana y animal a otros usos industriales, además de la producción de cueros.

 

Estos metabolitos secundarios de las plantas, fenólicos, no nitrogenados y solubles en agua, se presentan en forma natural en la mayoría de los vegetales. En la dieta de los rumiantes forman parte de los distintos forrajes y concentrados.

 

Los taninos son malos para la nutrición animal. ¿O no?

 

La naturaleza del efecto de los taninos sobre la nutrición es variada, compleja y depende en gran medida de su consumo y del origen de los mismos, es decir, la concentración en la dieta y de sus diferentes formas químicas o tipos. Esta podría ser una de las razones por las cuales sigue habiendo en la actualidad cierta confusión con respecto a su uso en la alimentación del ganado.

 

En recientes evaluaciones no publicadas, se observó la ventaja de la combinación de extractos vegetales basados en taninos de diferentes orígenes en la suplementación de animales para engorde.

 

En el cuadro 1 se presentan algunos resultados obtenidos de GDP en ensayos realizados en la Universidad de Sinaloa (Méjico) y la Universidad de California (EE.UU) utilizando mezclas de extractos de taninos. La respuesta varía de 3.6% hasta casi un 15% de incremento en la ganancia de peso, con niveles de suplementación de taninos de aproximadamente 30 – 40 g por animal día.

 

ganancia de peso diario

 

Considerando únicamente a la productividad, los resultados destacados de este ensayo fueron un menor consumo de materia seca a incrementados niveles de extractos de taninos, acompañado con una tendencia a una mayor eficiencia de conversión (no significativo); además de un mayor porcentaje de proteína en la leche.

 

Por consiguiente, también se observó una menor excreción de urea en la orina de los animales que recibieron dichos taninos. En ensayos posteriores se midió una menor emisión de amonio en las heces y orina de animales que recibieron tanino.

 

La posibilidad que todo o parte de la estructura química de algunos taninos sea absorbida en sangre, abre un nuevo panorama de estudios sobre el efecto de los taninos en el metabolismo intermedio de los rumiantes.

 

Por otro lado y concluyendo, la menor excreción de urea en orina, la menor volatilización de amoníaco en heces y el mayor porcentaje de proteína en leche estaría marcando una mayor eficiencia de utilización de la proteína de la dieta en los animales.

 

Datos obtenidos en Congreso Caena 2013- Alejandro R. Castillo- Univ. California

Gisela Aghemo

Revista Chacra

× ¿Cómo puedo ayudarte?