fbpx

Al cierre de miles de tambos ahora se sumaron varias pymes. Los empresarios se quejan por los costos laborales y la implacable cadena de comercialización.

 

La Argentina posee en el centro del país la mayor cuenca lechera del mundo. Las empresas allí radicadas alcanzaron fama mundial con sus productos. Sin embargo, las condiciones de los últimos años provocaron el cierre de miles de tambos a lo que ahora se sumó una importante lista de pequeñas y medianas empresas.

 

Los empresarios dicen que sufren una doble presión. Por un lado el sindicato recibe $2.300 extra por cada empleado, lo que eleva los costos a $30.000 mensuales por empleado. Y la cadena de comercialización es implacable.

 

“Las pymes arrancan con la desventaja de tener que mantener la logística de distribución, lo que se lleva gran parte de la facturación. Además, los supermercados nos castigan con devoluciones y hasta exigen reintegros del 3% al 10% de nuestras ventas, algo que sólo puede soportar una corporación”, sostuvo un industrial citado por el diario Clarín.

 

Según datos de Confederación Rurales Argentina, sólo en la provincia de Buenos Aires cerraron 600 establecimientos. Sin embargo las firmas grandes tampoco son la excepción: SanCor y La Serenísima han perdido ingresos. Entre las pyme, Master Cheese de Marcos Paz y Amanecer de Mar del Plata se transformaron en cooperativas que pelean por subsistir.

 

También hubo cierres en Kaiku en San Martín de las Escobas en Santa Fe, Argenlac en Junín, Porte Molitor en Navarro, Lahorre de Marcos Paz y Cheese Way, en Bolívar.

 

Los propietarios extranjeros están en retirada y hasta regalan las compañías para sacárselas de encima. Uno de los casos es Adeco, la firma en la que George Soros es accionista y que se desprendió de La Lácteo en Córdoba para cederla a Lucio Bonaldi y Raúl Filippi. El grupo francés Laiteries Hubert Triballat, entregó San Ignacio, célebre por su dulce de leche, a Alejandro Reca. Y una de las últimas operaciones fue la del grupo chileno Watts que dejó en manos de los venezolanos de Maralac a La Suipachense.

 

Infobae

× ¿Cómo puedo ayudarte?