fbpx

Darío Colombatto afirmó que el rubro nunca debió dejarse de lado y expuso guías para un corral exitoso.

 

Darío Colombatto, uno de los expositores en la jornada ADP Zone, afirmó a El Observador Agropecuario que la ganadería nunca debió ser dejada de lado como complemento de la agricultura, ya que estimula la estabilidad del sistema productivo.

 

ADP Zone, una innovación que emprendió Agronegocios del Plata (ADP), el jueves 22 de octubre en Dolores, Soriano, aportó a los asistentes un conjunto de conocimientos entre las cuales cobraron gran relevancia consideraciones relacionadas con el rubro ganadero y su sinergia con la agricultura.

 

Colombatto, sobre ADP Zone, dijo que es una propuesta “muy interesante, dado el enfoque multidisciplinario que se planteó y la calidad de las exposiciones. La experiencia resultó muy gratificante, se compartieron conocimientos de gran valía para todos”.

 

Allí destacó que “se requiere conocer e incorporar las opciones tecnológicas a disposición de los productores ganaderos, llegar a la ganadería de precisión”.

 

La conferencia del profesional argentino se tituló “Fundamentos de un encierre a corral exitoso”.

 

Tras citar que esencialmente hay dos pilares fundamentales a la hora de considerar un encierre a corral como exitoso: el económico y el productivo, dijo que “dentro del económico, que es el que más impacta sobre la rentabilidad del corral, el precio de venta del ganado terminado es el factor individual que mayor influencia tiene sobre la rentabilidad, seguido por el precio de compra del ganado. Sin embargo, el precio de venta es muchas veces desconocido, a no ser que se cuente con precios forward asegurados, mientras que el precio de compra se convalida en el momento de la compra misma. Esto hace que comprar bien sea una prioridad absoluta a la hora de arrancar a buen paso con el corral de encierre. La relación compra-venta es fundamental ya que, por ejemplo, un cambio negativo de 4% en la relación compra-venta solamente puede ser compensado con una mejora del 14% en la eficiencia de conversión”.

 

Añadió que “comprar bien no debería confundirse con comprar barato, ya que la genética también impacta en la producción, porque se expresa cuando el animal es bien alimentado”.

 

“Comprar bien no debería confundirse con comprar barato”, dijo Colombatto en ADP Zone.

 

En términos productivos, dijo que “la conversión de alimento en ganancia de peso es el tercer factor en importancia detrás de los precios de venta y compra, mientras que el precio del grano, usualmente considerado por los productores como el factor clave para la decisión sobre encerrar o no el ganado”.

 

“Es irónico, pero cuando el grano está muy barato, todos pensamos en encerrar ganado y presionamos sobre el dador de la materia prima, el criador, y en consecuencia aumenta el precio del ternero. A los 120 días, nos encontramos con los animales gordos y salimos todos juntos, con lo cual puede bajar el precio y reducir nuestro margen de ganancia. Lo contrario pasa cuando el grano está caro: nadie quiere engordar y el ternero entonces puede bajar. Entonces, si somos eficientes, compramos un ternero barato y lo engordamos en forma eficiente, vendiéndolo gordo a buen precio (por escasez)”, analizó.

 

En otro orden, Colombatto se refirió sobre si se aprecia en los campos argentinos, en áreas de chacra, un “regreso” de la ganadería: se percibe “más en el discurso que en los hechos, ya que regresar hoy a la ganadería involucra recuperar alambrados que ya no existen, aguadas y bebederos dejados de lado por muchos años, y por sobre todas las cosas, comprar una vaca o un ternero a precios récord en términos de dólares cuando está el peligro de una devaluación es inminente”, dijo.

 

Se preguntó: “¿quién convence a un directorio de una sociedad para endeudarse en dólares en un activo sobrevaluado ante un inminente riesgo de devaluación? No soy economista, pero siento que yo no lo haría”, afirmó.

 

“Hay campos agrícolas sin alquilar que en el discurso se asumen como nuevos campos para la ganadería, pero el capital para ingresar es demasiado alto, por lo que no veo que pueda ser, a corto y mediano plazo, una opción que pueda mover la aguja a nivel de la ganadería nacional”, concluyó.

 

El expositor

 

Darío Colombatto es ingeniero agrónomo, PhD en Nutrición Animal, docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), productor agropecuario en las provincias de Entre Ríos y Buenos Aires y consultor privado en nutrición de rumiantes.

 

El Observador

× ¿Cómo puedo ayudarte?